Los dueños mayores de la lavandería han causado sensación en Instagram: posan con prendas olvidadas por los clientes.

Una pareja de ancianos, Chang Wanji y Shu Shuye, ambos mayores de 80 años, ha modernizado de manera interesante su rutina empresarial después de setenta años de monótono trabajo en su lavandería.

Los propietarios de la lavandería se han convertido en estrellas de Instagram: posan con prendas olvidadas por los clientes o que no han sido recogidas en años.

De hecho, miles de usuarios de redes sociales de diferentes partes del mundo ya los han apreciado y alentado.

Su nieto, Reef Chan, tuvo la brillante idea de convencer a sus abuelos para que presentaran de manera elegante prendas antiguas acumuladas, las fotografiaran y las compartieran en redes sociales.

Para Reef, era una forma de animar a sus abuelos, que a menudo se quedaban dormidos mientras esperaban a los clientes. Pero cada día es diferente.

Sin embargo, el joven no esperaba que la reacción en Internet fuera tan positiva: «A menudo no hay nadie en la lavandería, mis abuelos corren el riesgo de quedarse dormidos detrás del mostrador, el ambiente está apagado.

Así que me hice la pregunta: si ya tenemos tantas prendas sin recoger, ¿podría animar a los clientes a llevárselas y mostrarles a mis abuelos que la vida también puede ser hermosa en la vejez?», cuenta Reef en una entrevista.

Al principio, los abuelos estaban muy escépticos respecto a este proyecto. En su negocio, era inaceptable usar la ropa de otras personas. Sin embargo, el nieto logró convencerlos: «La edad no es un obstáculo para la elegancia».

Aunque han donado muchas prendas a organizaciones benéficas, el armario de los dos empresarios se mantiene bien surtido.

En la red, los dos ancianos fashionistas reciben muchos mensajes elogiosos, los cuales su nieto se encarga de leer.

Like this post? Please share to your friends: