La niña llegó a la final de Miss Italia: cuando levantó el dobladillo de su vestido, la gente se detuvo.

Los eventos más incontrolables del mundo nos sorprenden constantemente en la actualidad.

Cada vez más jóvenes valientes demuestran que la belleza es un fenómeno relativo.

Chiara Bordi, una joven de 18 años, participó en un concurso italiano para personas con discapacidades, marcando un hito en la historia del certamen. Ella tenía solo una pierna. Cuando levantó el dobladillo de su vestido, la gente se quedó inmóvil.

A los 13 años, Chiara perdió parte de su pierna izquierda después de ser atropellada por un automóvil mientras andaba en bicicleta. La recuperación fue muy difícil para ella, especialmente desde el punto de vista psicológico.

Para acostumbrarse a su «nuevo aspecto», decidió participar en un concurso.

La joven no esperaba llegar a la final. Tras la decisión del jurado, Chiara quedó en tercer lugar.

«Mi pequeño viaje en el concurso de belleza terminó con un tercer lugar. Estoy muy feliz. Me llevó unos días entenderlo finalmente, porque fue una experiencia increíble, una alegría inimaginable».

Lo curioso de esta historia es que muchos acusaron a la chica de llegar tan lejos al hacer que el jurado la compadeciera por su discapacidad.

Ante esto, Chiara respondió: «Yo no tengo piernas y ustedes no tienen ni corazón ni cabeza».

Cuando levantó el dobladillo de su vestido, la gente se quedó inmóvil.

Like this post? Please share to your friends: