¿Qué tipo de casa podría construir el adolescente cuyo sueño era construirla por sí mismo?

Luke Till, un joven de 13 años de Dubuque, Iowa, demostró que con determinación y trabajo duro todo es posible.

Luke ideó un plan para construir su casa de ensueño y pasó un año recaudando la cantidad adecuada de dinero y buscando los materiales que necesitaba para dar vida a su visión.

Dado que el proyecto costaba 1,500 dólares estadounidenses, el padre de Luke, Greg, ayudó con el dinero y la construcción, pero la mayor parte del dinero provino del arduo trabajo de Luke.

Cortó el césped, hizo trabajos ocasionales para personas en su vecindario y organizó una campaña de donaciones en línea.

La casa tiene siete metros cuadrados, tres metros de largo y aproximadamente dos metros de ancho. Luke utilizó materiales reciclados para el 75 % de la construcción, convirtiéndola en un proyecto ecológico y sostenible.

La casa cuenta con un microondas, un televisor y un desván con una cama. Aunque no tenía agua corriente, un vecino le proporcionó electricidad para que Luke pudiera acondicionar su garaje.

El enfoque minimalista de Luke en el diseño de viviendas es inspirador. Prefiere vivir en espacios pequeños y libres de hipotecas, demostrando que el minimalismo puede ser tanto práctico como gratificante.

Luke compartió un video del progreso de la construcción en redes sociales y espera inspirar a otros niños desde temprana edad a construir.

Sueña con construir una casa más grande cuando vaya a la universidad.

La historia de Luke es una prueba de que con una fuerte ética laboral y perseverancia, cualquiera puede hacer realidad sus sueños, ya sean grandes o pequeños.

Like this post? Please share to your friends: